Mar 07 2018

La Puerta de Ishtar: edición

A continuación he agrupado todas aquellas entradas que podían ser interesantes desde el punto de vista de la edición (que no del diseño) de La Puerta de Ishtar, incluso algunas que ya no tienen mucho sentido como un llamamiento a grupos que quisieran probar el juego o una encuesta sobre si los seguidores del diario de diseño preferían el juego en tapa dura o tapa blanda. Este grupo de entradas, más que ningún otro, muestran claramente el tipo de viaje que seguí desde que empecé a trabajar en el juego hasta que lo vi publicado.

I. Licencia

Escrito originalmente el 24 de septiembre de 2010.

La verdad es que la licencia bajo la que se hace pública una obra (en este caso un juego de rol) no es un tema trivial. Ha de elegirse con cuidado, ya que determinará qué pueden o no hacer otros con ella.

Últimamente, y debido a que en mi trabajo he tenido que lidiar con problemas de licencias software, he estado pensando en cuál usar para La Puerta de Ishtar. Mi opinión hasta ahora ha sido el clásico «ya lo decidiré más adelante», pero he llegado a la conclusión de que es algo que cuanto antes se defina mejor.

¿Y por qué? Bueno, aunque aún falte bastante para que aparezca el juego terminado, es cierto que ya estoy empezando a poner mucho contenido en este diario. ¿Y qué pasaría si, por ejemplo, me atropellara un autobús? ¿o si simplemente me aburriera y dejara de desarrollar La Puerta de Ishtar? El contenido que ya es público también tiene que estar licenciado.

Una vez tomada esta decisión me informé lo mejor posible sobre licencias libres para textos , y decidí usar Creative Commons. Otra opción era la licencia OGL pero, la verdad, si ni los abogados se ponen de acuerdo para decidir si es legal en España, prefería no complicarme la vida.

Además, Creative Commons es altamente modular, y me pirran las cosas modulares. Supongo que será deformación profesional. Y digo que es modular porque en Creative Commons podemos elegir qué cosas permite y qué cosas no nuestra licencia en particular. En mi caso concreto yo elegí las siguientes opciones:

  • Exigir reconocimiento: si alguien usa material publicado aquí, ha de reconocer mi autoría.
  • Permitir obras derivadas: cualquiera puede crear obras derivadas a partir de él.
  • No permitir usos comerciales: si alguien crea obras derivadas y quiere distribuirlas, puede hacerlo sin mayor problema siempre y cuando no pida dinero por ello.
  • Compartir licencia: pero (siempre hay un pero) dichas obras derivadas tendrán que llevar la misma licencia.

Así que ahora tanto La Puerta de Ishtar como el material que aquí publique tienen licencia. Si mañana me atropella un autobús, espero que alguno continúe con este trabajo. Eso sí, reconociendo mi autoría y usando la misma licencia. 😉

II. Pruebas de juego beta

Escrito originalmente el 21 de septiembre de 2011.

¿Quieres jugar ya a La Puerta de Ishtar? ¿Eso de esperar a que aparezca el juego te parece una tontería y estarías dispuesto a ponerte a jugar este mismo fin de semana? Pues si has respondido que sí a las dos preguntas, estás de enhorabuena, porque desde hoy comienza la beta semipública de La Puerta de Ishtar.

¿Qué significa esto? Que con el texto ya escrito y varias campañas internas (que podríamos considerar como pruebas alfa) a las espaldas, ha llegado la hora de dar el siguiente paso. Así que necesito grupos de juego que estén dispuestos a tomarla versión actual de La Puerta de Ishtar y jugar una campaña, que no tiene por qué ser especialmente larga.

Así que, si estás interesado, escríbeme y háblame de ti y de tu grupo de juego. Pero claro, ser un betatester no es algo sencillo, ya que tendrás que cumplir con las siguientes condiciones:

  • Tu grupo ha de poder ponerse a jugar a La Puerta de Ishtar a corto plazo: Lo siento mucho, pero si no vais a poder encontrar un hueco hasta dentro de varios meses no podréis ser muy útiles como grupo de prueba. Así mismo, también tendréis que poder jugar con cierta frecuencia. No hace falta que sea todos los días, nadie (o casi nadie) puede llevar ese ritmo. Una sesión cada semana, o como mucho cada dos, es un ritmo adecuado.
  • Ha de interesarte el sistema de juego: Sé que hay personas más interesadas en La Puerta de Ishtar por su trasfondo que por su sistema, que por la razón que sea no les acaba de gustar. Échale un ojo a las entradas que he publicado hablando de él y mira si es de tu agrado. No tiene que convertirse en tu sistema favorito, pero sí que has de querer jugarlo tal cual está. La razón de este requisito es que a consecuencia de estas pruebas beta el sistema no va a sufrir ningún cambio radical de concepto o enfoque (salvo fracaso inesperado). El ajuste fino (números y equilibrio), así como la presentación de los conceptos, son aquellos aspectos que esta beta busca mejorar. El sistema en su base está probado y funciona, ahora es el turno de depurarlo y mejorarlo todo lo posible. Los pequeños detalles.
  • Has de ser discreto: No voy a pedirte que firmes una cláusula de confidencialidad, ni tampoco que no hables con tus amigos de las sesiones que juegues o de si La Puerta de Ishtar es una obra maestra o la cosa más horrible que has visto en tu vida. Sí que te pido, sin embargo, que no hagas ningún tipo de reseña, análisis o adelanto del contenido del juego. La principal razón de esto es que no es un producto terminado, y no se debería juzgar como tal. Ni que decir tiene que tampoco me haría gracia ver el material que te pase en sitios de descarga en Internet.
  • Tienes que informarme de tus sesiones: Las pruebas de juego no son sólo jugar, también conllevan el compromiso de informar al creador (en este caso yo) de cómo discurren las sesiones. Lo que va mal y lo que va bien. Lo que funciona y lo que no. Sin este paso la beta no tiene sentido porque aunque vosotros probáis el juego yo no aprendo de vuestras experiencias.

Muchas cosas, ¿verdad? Aunque la mayoría son de sentido común y no representarán problemas, ya dije que no iba a ser un trabajo fácil. Pero la parte buena es que tiene su recompensa. Nada importante, una tontería comparada con la ayuda que me prestaréis, pero es a lo que me puedo comprometer sin pillarme los dedos. Todos aquellos que participen en esta beta obtendrán lo siguiente:

  • PDF de la versión final del juego.
  • Su nombre (y el de los que hayan jugado con él) en los créditos.
  • La oportunidad de contribuir a hacer al juego mejor.
  • Mi eterno agradecimiento.

Sé que no es mucho, pero se hace lo que se puede.

Así que ya sabéis, si estáis interesados escribidme. También os ruego que le deis a este llamamiento toda la difusión posible. Incluso si vosotros no estáis interesados igual conocéis a alguien que sí pero que por lo que sea no lee este blog. No vaya a ser que nadie responda a mi convocatoria. 😉

¡Sargón os necesita!

Actualización: Muchísimas gracias a todos por vuestro interés y vuestra abrumadora respuesta. Ya se han apuntado el máximo de grupos que puedo manejar. Si alguien más está interesado aún puede escribirme, pero me temo que, a mi pesar, tendré que ponerle en reserva por si algún grupo fallara. De nuevo, muchas gracias. 🙂

III. Encuesta sobre la edición

Escrito originalmente el 8 de mayo de 2012.

Hace tiempo comenté que tendríais la oportunidad de influir en el «futuro editorial» de La Puerta de Ishtar, y ese momento ha llegado. Llevo mucho tiempo dando vueltas a la forma de editar el juego o, mejor dicho, a ciertos aspectos de dicha edición, y necesito un poco de ayuda para tomar la decisión correcta.

En primer lugar vamos a poner sobre la mesa aquello que ya está decidido. A saber: La Puerta de Ishtar va a ser un juego autoeditado (que financiaré yo mismo) que va a ver una tirada física tradicional (es decir, que no será impresión bajo demanda) y una edición en PDF. La edición física será en tamaño A4 (un folio), con el interior en blanco y negro, y tendrá entre 350 y 400 páginas (dependiendo de la maqueta). Las razones para autoeditarme en lugar de hacerlo a través de una editorial son varias, y quizá les dedique una entrada, pero no son importantes ahora.

Lo que sí es relevante ahora mismo es decidir el tipo de encuadernación de la edición física del libro, porque es algo que va a afectar mucho al coste de impresión del juego y, por tanto, tanto al PVP final como a la cantidad de dinero que voy a tener que arriesgar (recordemos que sale de mi bolsillo). Se plantean dos opciones:

  • Tapa blanda y encuadernación fresada (pegada).
  • Tapa dura y encuadernación cosida.

Como es lógico, la segunda opción es más cara. Y aquí es cuando os lanzo la pregunta: ¿preferís pagar más por tener La Puerta de Ishtar encuadernada en tapa dura y cosida?, ¿o que os salga más barato y tener una encuadernación más débil? Tened en cuenta a la hora de opinar el formato del libro (A4) y la cantidad de páginas (350-400). Para que os hagáis una idea, el libro en tapa dura tendría un aspecto similar al recién editado Omertá (de Holocubierta), y en tapa blanda a El Reino de la Sombra (de NoSoloRol). Los dos tienen un número de páginas parecido a La Puerta de Ishtar y un formato similar. La pregunta se podría reducir a si editar La Puerta de Ishtar con el formato más asequible posible o en uno más «de lujo».

La encuesta está dividida en tres preguntas. La primera es para saber qué opción os gusta más, la segunda para determinar si, de preferir la opción en tapa blanda, aún así compraríais el juego si se editara en tapa dura, y la tercera para saber si, en caso de que prefiráis la opción en tapa dura, seguiríais comprando el juego de editarse en tapa blanda.

El resultado de esta encuesta (junto con los presupuestos de las imprentas) me ayudará a elegir la opción más apropiada. Por ello, es importante que contestéis todos los que podáis, y que le deis a esta entrada la mayor difusión posible. Necesito saber la opinión de cualquiera que tuviera en mente adquirir el juego. También sois bienvenidos, como siempre, a dar vuestra opinión en los comentarios.

Actualización: Me preguntáis en los comentarios por los precios en torno a los que me muevo. No puedo dar una cifra exacta ya que depende, entre otras cosas, de la cantidad de ejemplares que se impriman. Sin embargo, podéis suponer precios similares a lo que cuestan otros juegos de rol de un formato parecido. Fijaos en otros libros de La Factoría, Holocubierta o NoSoloRol, ya que no va a variar mucho con respecto a esos números. Siento no poder ser más preciso pero, como digo, tirar 200 ejemplares más o menos tiene un impacto bastante importante en el PVP final.

IV. Resultados de la encuesta sobre la edición

Escrito originalmente el 12 de junio de 2012.

Ha pasado ya un mes desde que publiqué la encuesta para decidir el formato de edición de La Puerta de Ishtar, y ya están aquí los resultados. El pueblo ha hablado. Al final la tapa dura se ha alzado con la victoria frente a su hermana más débil, pero vamos a analizar los resultados.

La primera pregunta, ¿qué formato prefieres para la edición física de La Puerta de Ishtar?, ha tenido la friolera de 215 votos, muchos más de lo que esperaba (y eso que me sé de alguno que ha votado dos veces). Han quedado repartidos de la siguiente manera:

  • Tapa blada y pegado, pero más barato: 53 votos (24%)
  • Tapa dura y cosido, pero más caro: 162 votos (75%)

De esta pregunta podemos extraer dos conclusiones: que en general os importa más la calidad que el precio, y que los porcentajes de las encuestas se redondean hacia abajo. Sigamos.

La siguiente pregunta iba dirigida a los que eligieron tapa blanda, y les planteaba si, en caso de editarse el juego en tapa dura, lo seguirían comprando. Los resultados han sido los siguientes:

  • Sí: 75 votos (66%)
  • No: 38 votos (33%)

Sorprende de este resultado el hecho de que en total hayan votado 113 personas, cuando en la primera encuesta sólo 53 preferían la tapa blanda… Así que parece que me he debido expresar mal a la hora de explicar cómo funcionaba esto. Eso, o que alguien sentía un deseo irrefrenable de ver los resultados antes de tiempo y ha votado para ver qué tal iba la encuesta. Asumiré que es el segundo caso.

Sea como fuere, vamos a ponernos en el caso peor, y a imaginar que todos los votos extra han ido al «Sí». Eso nos deja con 38 personas que no comprarían La Puerta de Ishtar si se editara en tapa dura.

La última pregunta planteaba la cuestión inversa: si has elegido tapa dura, ¿seguirías queriendo el juego en tapa blanda? Los resultados fueron los siguientes:

  • Sí: 138 votos (81%)
  • No: 32 votos (18%)

De nuevo, tenemos 170 votos dónde debería haber 162. En este caso sólo 8 adicionales. Esto nos indica que los fans de la tapa blanda son más honestos o menos cotillas, pero también que 32 personas no comprarían La Puerta de Ishtar si se editara en tapa blanda. Un número prácticamente idéntico al anterior.

Así que, siendo estas dos cifras tan parecidas, y viendo la abrumadora victoria de la tapa dura y la encuadernación cosida en la primera pregunta, no queda sino optar por la opción más lujosa. Quizá con tapa blanda obtuviera alguna que otra venta más, pero con la tapa dura habrá mucha más gente completamente satisfecha con el producto. Lo lamento por aquellos que no se la puedan permitir, pero os aseguro que el PDF va a ser muy asequible.

Con todo, el dato más importante para mí es que más de 200 personas han contestado la encuesta. ¡Muchas gracias por vuestro apoyo! 😀

V. Grabación del video del crowdfunding

Escrito originalmente el 29 de junio de 2012.

Las siguientes imágenes corresponden al proceso de grabación del video que acompañará al crowdfunding de La Puerta de Ishtar. Grabarlo fue una experiencia increíble, divertidísima. Pero, eso sí, también extenuante.

VI. Empieza el crowdfunding

Escrito originalmente el 12 de julio de 2012.

El tan ansiado día ha llegado por fin. ¡Comienza el crowdfunding de La Puerta de Ishtar!

Pero, ¿qué es un crowdfunding? Pues se trata de un nuevo modo de financiación para proyectos de artistas y pequeños emprendedores, en el que se ofrece, además de lo que se va a crear, una serie de recompensas adicionales a aquellos que participen, aportando su dinero. En este sistema se fija una cantidad mínima total, que es necesario alcanzar para que el proyecto salga adelante. Si esta cantidad se alcanza o supera, se cobrará a los participantes el dinero correspondiente, pero, si no fuera así, no habrá que pagar nada.

Gracias a este sistema puedo saber si es posible editar La Puerta de Ishtar y, al mismo tiempo, recaudar el dinero necesario para hacerlo. Así que, si queréis ver en vuestras estanterías el juego, ¡por favor, apoyadme! Podéis hacerlo tanto de forma económica (contribuyendo al proyecto), como haciendo toda la difusión que podáis de esta iniciativa. Cuanta más gente sea consciente de que existe, más probable es que alcancemos la cantidad necesaria para que La Puerta de Ishtar sea una realidad.

VII. ¡Un final increíble!

Escrito originalmente el 21 de agosto de 2012.

¡Es increíble! ¡14.290€! La campaña de crowdfunding de La Puerta de Ishtar acaba de llegar a su fin, y el resultado ha sido alucinante. Ni en mis sueños más locos esperaba alcanzar algo así. Habéis roto todas las metas que os he puesto, y tan sólo en el último día habéis ido casi 2.000€ más allá del último de los hitos. Tremendo ese pico final. Parece que había subestimado por completo el efecto de dejar las cosas para el último día… ¡y me alegro de haberlo hecho! 😉

Y con esto empieza la parte final de nuestro trabajo, ahora que vosotros ya habéis hecho el vuestro. Aún nos queda mucho por hacer, pero son tareas que haremos muy contentos, gracias a todo el apoyo que hemos recibido. 😀

En breve recibiré y procesaré vuestros datos, y en los próximos días, una vez se confirmen los pagos, os enviaré unas encuestas en la que os pediré la información necesaria para preparar las recompensas.

VIII. Las cuentas del crowdfunding

Escrito originalmente el 10 de julio de 2013.

Tras haber (por fin) acabado de enviar todas las recompensas físicas del crowdfunding de La Puerta de Ishtar, ha llegado la hora de cumplir con lo que prometí y publicar las cuentas de mi pequeña aventura. El ánimo de todo esto no es, por cierto, el exhibicionismo, sino un afán de ayudar a quién quiera meterse en un berenjenal como éste en el futuro, para que sepa a qué atenerse. 😉

Y, sin más dilación, aquí tenéis las cuentas. O, mejor dicho, una versión simplificada de las mismas, ya que tampoco os quiero aburrir con mil conceptos. Me planteé sacar la captura al Excel con alguna fuente tipo Corrupt Script, pero he pensado que quería que el asunto conservara un poco de seriedad.

¡Noooooooo! ¡Números rojos!

Lo primero, que nadie se preocupe. Aunque en esta imagen aparece que estoy en números rojos, eso no es así a día de hoy. Me explico: estas cuentas incluyen únicamente el dinero recaudado durante el crowdfunding. Tras la finalización de éste se empezaron a vender libros en las tiendas, por lo que, afortunadamente, ahora mismo el balance sí que es positivo.

Bueno, una vez nos hemos quitado el susto del cuerpo, vamos a analizar algunos puntos que creo son interesantes de las cuentas. Lo primero que llama la atención es que los ingresos por el crowdfunding (Verkami) son bastante inferiores a los 14.290€ que aparecen en la página de la campaña. Casi 1.040€ inferiores, que se dice pronto. Este dinero «que falta» se debe a dos factores muy importantes que uno debe considerar cuando hace una campaña de este tipo:

  • Algunos de los mecenas no llegan a pagar nunca.
  • Tanto la plataforma de crowdfunding como la compañía de las tarjetas de crédito (o Paypal en su defecto) se llevan una comisión sobre lo recaudado.

Seguimos bajando. Creo que la mayoría de los gastos son autoexplicativos, pero voy a detallar un poco más algunos especialmente interesantes.

Otros gastos incluye cosas como los dominios web, gastos necesarios para preparar el crowdfunding (como hacer el video) y algún elemento de merchandising como fue, en mi caso, una lona que uso cuando voy a jornadas.

En ISBN pone 140€, pero no os asustéis. Esa cantidad no corresponde a un único número, sino a un paquete de 10. Comprar los ISBN de uno en uno es una locura, y si usas 3 ya te sale más barato comprar 10. Hace tiempo eran gratis, pero dejaron de serlo.

Creo que hay que echar un vistazo al hecho de que las recompensas para los mecenas (dados, chapas y camisetas) no son un coste en absoluto despreciable, sumando entre todas ellas más de 1.100€. Como consejo, para cualquiera que monte un crowdfunding, aseguraos de que los beneficios que obtenéis de los regalos es siempre mayor (o como mínimo igual) que el que obtenéis de los libros. Si no, estaréis atando dinero a un gasto que no contribuye directamente a vuestro objetivo (imprimir libros). Están bien para fomentar el gasto extra en quién se lo puede permitir y desea apoyaros, pero es algo que hay que manejar con cuidado.

Que, por cierto, otro gasto que tampoco conviene obviar es el de los envíos, en los que no sólo hay que incluir lo que es el envío en sí, sino también los sobres y/o cajas en los que enviaremos los libros. Tampoco subestiméis, por cierto, lo que cuesta en tiempo hacer todos los paquetes y llevarlos a correos. Yo tuve que ir en coche (aunque no he incluido la gasolina en las cuentas) y reclutar a familiares y/o amigos para que me ayudaran. Time is money.

Los impuestos incluyen impuestos sobre el beneficio, la importación de los dados y retenciones a los colaboradores. Notaréis que es un importe inesperadamente alto. O bueno, al menos yo no me lo esperaba tan alto. Otros más informados que un servidor sobre estos temas igual se lo hubieran visto venir. Por cierto, y por si cabía alguna duda (que imagino que no), todo ha sido hecho de forma total y absolutamente legal. Nada de cuentas en negro ni dinero B.

Las remuneraciones a colaboradores incluyen a cualquier persona que, no siendo yo, ha recibido algún dinero por colaborar en el proyecto. Qué ha recibido exactamente cada uno es algo que no voy a detallar, como tampoco las condiciones bajo las que lo ha hecho. Algunos han recibido una cantidad fija, otros un porcentaje sobre ingresos del libro, etc. Yo no estoy incluido aquí, ya que además de autor soy editor.

Lo cual me lleva de nuevo al resultado final. Repito que, tras la venta de unos cuantos (más bien muchos) libros en tiendas volvemos a estar en números negros. Esto no quiere decir que cada euro que entre a partir de ahora sean beneficios, ya que hay colaboradores que siguen percibiendo un porcentaje sobre los ingresos, hay impuestos que pagar, dominios que mantener, etc. Sin embargo, puedo decir con confianza que voy a ganar dinero.

O, mejor dicho, voy a tener dinero para invertir en futuros proyectos, como suplementos, sin tener que pedir (al menos de momento) dinero a nadie. Esto asegura el futuro de la línea de La Puerta de Ishtar, y me permite embarcarme en mis aventuras frikis sin tener que preocuparme de perder un dinero que necesito para vivir. Y quizá cuando todo esto acabe incluso haya ganado suficiente dinero para algún capricho.

Aunque algo sí me gustaría dejar claro. Si estáis pensando en publicar un juego de rol por el dinero, mejor buscaos otro negocio. Ni de lejos llega a pagar el número de horas invertido usando como baremo el sueldo mínimo interprofesional. Especialmente si eres un hombre orquesta que acaba haciendo la labor de autor, editor, etc. Aunque, dicho sea de paso, probablemente un editor profesional y con experiencia pueda reducir costes dónde yo no, ya que he tenido que aprender muchas cosas sobre la marcha.

¿El resumen de todo esto? El crowdfunding de La Puerta de Ishtar ha sido todo un éxito. El libro ha podido salir a la venta (¡y con mejoras inicialmente inesperadas!), los colaboradores han cobrado por sus esfuerzos e incluso hay beneficios.

Sí, se puede decir que he tenido suerte. 🙂

Deja un comentario